Cloud Computing: Despejando el mito (Parte II)

Aunque  cloud computing está siendo muy utilizada por individuos es menos usada por las empresas, sobre todo en  procesos de misión critica,  aunque para los expertos de CODISA SOFTWARE, Yetty Vargas y Manfred Mejías, todas las piezas requeridas para que haya una mayor porción de mercado que se incline por este modelo, se están acomodando rápidamente.

La experiencia de CODISA SOFTWARE en la prestación de servicios de valor agregado y en atención al cliente, le permite garantizar un servicio que satisfaga las necesidades de los mismos.   Conversamos con Yetty Vargas y Manfred Mejías para conocer más sobre el modelo y sobre  la estrategia de CODISA SOFTWARE Corp.

¿Qué riesgos  implican para el cliente?

Yetty Vargas: – Hay que tener presente que el nivel de escalabilidad que se puede lograr va a depender de todas las partes involucradas y el rendimiento podría quedar comprometido por una mala elección de los proveedores.  Para el proceso de negociación de contratos se recomienda tener especial cuidado con tres áreas:   Protección de los Datos, Continuidad y Costos.

Con respecto a la protección de los datos se debe cuidar quien tiene acceso a ellos y los niveles de seguridad  que se manejan, la administración de los respaldos de la información, la custodia de los respaldos por parte del cliente,  recuperación de los datos en caso de finalización del contrato y el nivel de seguridad del datacenter utilizado por el proveedor.

La continuidad del acceso es muy importante, debe ser consistente con las necesidades del negocio del cliente. Aquí lo importante es aclarar qué sucede ante la eventualidad de que el servicio se interrumpa y qué uptime (tiempo en línea)  ofrece el proveedor. Estos dos puntos muestran el nivel de servicio e indican al cliente como debe prepararse ante las eventualidades.

¿Cuáles son las fortalezas de las empresas de Grupo CODISA,  para  ofrecer servicios tipo cloud ?

Manfred Mejias: - La sinergia existente entre la experiencia en la administración de la infraestructura en el datacenter y los servicios de valor agregado provistos por CODISA SOFTWARE.  El primero provee altos niveles de disponibilidad de los componentes físicos del datacenter, confiabilidad a nivel de seguridad del acceso físico de los servidores, posibles accesos redundantes a otros datacenter, para facilitar la conectividad de las aplicaciones y otros servicios.

El segundo punto se basa en la experiencia de CODISA SOFTWARE en la prestación de servicios de valor agregado y en atención al cliente, así se puede garantizar un servicio que satisfaga las necesidades de los mismos.  Estos servicios de valor agregado abarcan, pero sin limitar, la administración de las aplicaciones, actualización y gestión del cambio de cada elemento del servicio brindado. Todo con el fin de que el cliente se enfoque a su negocio y no en las problemáticas de sus aplicaciones.  Contar con acceso a la infraestructura, aplicaciones y personal con conocimiento nos permite impulsar esta tecnología en búsqueda de la prestación de nuevos servicios.

¿Qué servicios tecnológicos estarán ofreciendo bajo esa modalidad?

Manfred Mejias: -Actualmente nos estamos enfocando en Software as a Service (SaaS), Plataforma como servicio (PaaS) e Infraestructura como Servicio (IaaS)

¿Cómo será su modelo e cobro?

Manfred Mejias: - Se tiene en mente establecer mecanismos de cobro por uso de las aplicaciones y servicios.  Las variantes están enfocadas a nivel de cantidad de usuarios, tiempo de uso, aplicaciones o módulos requeridos, y a la contratación de otros servicios de valor agregado, como administración (entrega o custodia) de los datos de los clientes, seguridad de acceso a las aplicaciones, entre otras.

Ver Parte I

Cloud Computing: Despejando el Mito (Parte I)

Yetty Vargas, Gerente de Investigación y Desarrollo de CODISA Software, explicó que Cloud Computing o Computación en la Nube se refiere a brindar servicios hospedados en Internet. Dichos servicios se pueden clasificar en diferentes categorías: Infraestructura, Plataforma, Software, Bases de Datos e Integración, entre otros.

También se utiliza el término X as a service, donde X es cualquiera de las categorías antes mencionadas. El término en inglés hace referencia a: “como si de un servicio se tratara”. Los tipos de servicios que se pueden proveer a través de la Nube son muy variados, los usuarios pueden obtener CPU sin comprar equipo, almacenamiento de documentos y datos sin preocuparse de la limitación o del crecimiento o gozar de los beneficios de un ERP sin necesidad de comprar el software.

Amazon Web Services es un ejemplo de Infrastructure-as-a-Service, provee instancias de servidores virtuales con direcciones IP únicas y almacenamiento por demanda. Se accede un API para iniciar, detener, acceder y configurar estos servidores. Esto les permite a las empresas pagar solamente por la capacidad que necesitan o utilizan, pero teniendo disponible más en el momento que requieran.

Force.com y GoogleApps además de Software as a Service también son ejemplos de Platform-as-a-service, ya que proveen de  un conjunto de software y herramientas de desarrollo hospedadas en la infraestructura del proveedor. Los desarrolladores crean aplicaciones en esta plataforma, los proveedores pueden utilizar APIs, portales o gateway software instalado en la computadora del cliente.

En el modelo de software-as-a-service, el vendedor suple la infraestructura de hardware, el producto de software e interactúa con el usuario a través de un portal. Es un mercado muy amplio, los servicios pueden ser desde el correo electrónico hasta control de inventarios o procesamiento de base de datos. El potencial se encuentra en que el usuario final puede utilizar el servicio desde cualquier parte con solo acceder a Internet.

Para la experta de CODISA Software,  estos nuevos modelos son una alternativa que hace viable que las organizaciones cuenten con infraestructura y herramientas de alto nivel a un costo accesible.

La firma Gartner advierte que el hecho que se manejen diferentes definiciones del concepto de Computación en la Nube está causando confusión, tanto dentro de la industria de IT, como entre los mismos usuarios. Esta empresa lo define como: “un estilo de computación donde la capacidades de IT, masivas y escalables, se proporcionan como un servicio, a múltiples clientes externos, utilizando las tecnologías de Internet”.

Es importante comprender las diferentes acepciones para identificar las expectativas y los beneficios que pueden esperarse. Las dos principales percepciones se diferencian en que una de las interpretaciones, pone el énfasis en la Nube y la otra, en la infraestructura de sistema y la virtualización.

Detallan cada una de las dos visiones más dominantes de la siguiente manera:

  • La Nube es una idea que deriva de la combinación de las ideas Internet, Web, Software como servicio (SaaS) . El énfasis se pone más en el concepto de acceso a los servicios desde cualquier lugar. Esta nube consiste en un fenómeno global y se trata de un concepto de alto nivel que puede referirse a una diversidad de servicios que se extienden desde la infraestructura de sistema a través de las aplicaciones y los procesos de negocio. La definición propia de Gartner se encuentra en línea con esta perspectiva y toma la naturaleza de off-premises (fuera de las instalaciones del usuario) de los servicios y la posibilidad de uso inter empresarial de tales servicios como un efecto secundario.
  • La segunda interpretación popular del concepto se refiere a un uso de tecnologías, incluidas la virtualización y la automatización, que se enfocan más en el elemento computing (informática) que en el aspecto de nube. Pone el énfasis sobre las tecnologías que permiten la creación y entrega de capacidades basadas en servicio. Esta perspectiva constituye una ampliación de los enfoques del centro de datos tradicionales y pueden aplicarse a sistemas empresariales totalmente internos (on- premises), sin uso de capacidades externas proporcionadas por terceras partes.

Para diferenciar un servicio en Nube del hospedaje tradicional, se pueden citar tres características: se vende por demanda, un usuario puede obtener tanto del servicio como lo requiera en un momento dado, y por último, el servicio es administrado completamente por el proveedor, con lo cual el usuario no requiere más que acceso a Internet para utilizarlo.

Hay nubes públicas y privadas, una nube pública vende servicios a cualquier persona mientras que una nube privada es una red propietaria o un data center que provee servicios hospedados a un número limitado de personas. Cuando un proveedor de servicios utiliza los recursos de una nube pública para crear su nube privada se llama: nube privada virtual.  El fin de Cloud Computing es proveer acceso simple y escalable a recursos computacionales y servicios de IT.

Para la experta de CODISA Software, algunas de las ventajas del modelo son:

Costos. Este tipo de tecnología se paga por uso, aunque haya incrementos, estos son graduales y eso le ahorra dinero a la empresa.

Administración. La administración de sus sistemas e infraestructuras se delega en el proveedor, aportando a la reducción de costos y permitiéndole contar con servicios especializados que van incluidos en el precio.

Almacenamiento. A diferencia de cuando se depende del hardware propio, se tiene a disposición inmediata más almacenamiento que en sus sistemas privados, facilitando e impulsando el crecimiento de acuerdo a sus necesidades.

Conversamos con ella para conocer  más sobre el tema:

¿Cuáles procesos son los primeros procesos que puede operar una empresa bajo esa modalidad?

Yetty Vargas: - Hay compañías que han empezado a sacar una parte de su IT hacia el Cloud Computing, pero qué partes y cómo hacerlo tiene mucho que ver con lo que consideren su negocio principal y, además con la concepción del modelo que tengan: para unos puede tener que ver con los servidores o las redes, y para otros con las aplicaciones.

Normalmente las organizaciones prueban el modelo con sistemas que no consideran críticos y dependiendo de la experiencia y sobre todo de la seguridad e independencia que le brinde el proveedor es que amplían su utilización integrando el negocio principal.

¿Funciona tanto para grandes como pequeñas empresas?

Yetty Vargas: - El tamaño de la empresa puede representar una importante diferencia en la visión que se pueda tener sobre Cloud Computing. Las organizaciones medianas tienen las mismas necesidades de operación, almacenamiento y conectividad que las grandes, pero el costo de mantener su propio data center y departamento de IT puede resultar significativo, lo cual puede influir en que vean en esto una buena opción.

Algunas organizaciones grandes que ya tienen infraestructura propia ven minimizadas este tipo de ventajas de costo por otros aspectos de más peso para ellos como la seguridad.

Algunos analistas prevén que el futuro de la IT para este tipo de organizaciones grandes se encuentra en las private clouds, que les permitirán ofrecer una reducción de costos aprovechándose de la automatización, la estandarización y la virtualización.

Para la mayoría de empresas esto puede ser un concepto poderoso, estamos en una era en la que una mejor elección sobre como adquirir, utilizar y probar la variedad que se ofrece, puede significar el aprovechar las oportunidades que están a disposición para el beneficio del consumidor.

Ver Parte II